Cuando se tiene algún tiempo acudiendo al centro de entrenamiento y surgen dificultades para acudir muchos aseguran mantener el entrenamiento en casa.

Pero en realidad esto no sucede o se entrena con menor intensidad.

Esta situación tiene una respuesta.

No se debe a la falta de interés.

Estudios científicos recientes en Inglaterra y los Estados Unidos demostraron que es mejor entrenar en grupo.

Cuando se acude a la academia o se hace deporte en compañía de una o más personas, el cerebro produce una sustancia de nombre endorfina.

Se trata de una especie de anestesia natural que permite soportar mayores niveles de dolor.

Las causas más comunes para dejar de entrenar son:

La pérdida de motivación, falta de tiempo para poder entrenar, ya seapor el aumento de las obligaciones laborales y falta de tiempo,el inicio de una relación sentimental, el necesitar "mucho tiempo" para alcanzar los resultados planeados y sobre todo no tener con quien compartir la actividad.

Por ello es importante el poder organizar nuestra agenda y sacar tiempo para entrenar en la academia junto al resto de hermanos y hermanas.

El entrenar en grupo, además de facilitar la producción de endorfina, es más beneficioso gracias a la sana competencia con los demás, que nos lleva a dar un mayor esfuerzo para alcanzar nuestras metas o completar el plan para cada nivel.

Además, el entrenamiento se vuelve una actividad placentera y hasta divertida.

Volver