fbpx

Enseñanza de la Defensa Personal y el Kung Fu

Enseñanza de la Defensa Personal y el Kung Fu

En nuestra Escuela ponemos el énfasis en la enseñanza y la práctica de las técnicas fundamentales de defensa, de ataque y de desplazamientos; en un aprendizaje simple y amigable, que de forma progresiva aumenta en intensidad y en complejidad, una vez que el estudiante se siente cómodo y preparado.


    


El estudiante que ingresa a las clases de Choy Lee Fut Kung Fu inicia practicando las técnicas al aire, luego comienza a golpear focos (blancos acolchados), los cuales son sostenidos en diferentes posiciones por un compañero de entrenamiento. De forma posterior, un compañero simula un ataque lanzado un puñetazo, una patada o ejecuta un agarre y el estudiante defensor debe practicar los movimientos de defensa y contraataque pre-establecidos para desarrollar habilidad y experiencia al contrarrestar los posibles ataques de un agresor. Se practica con control y con el debido respeto mutuo. Cuando se ha avanzado en las fases anteriores se inicia el trabaja con sacos y otros dispositivos para desarrollar la potencia en el ataque, defensa y desplazamientos.

Practicar la defensa personal de esta manera, ayuda al practicante de Kung Fu a desarrollar una serie de aspectos importantes y necesarios para poder repeler una agresión cuando esta se da de manera inevitable. Entre ellos:

1. Se desarrolla el auto-control y la paciencia, estas capacidades son necesarias para tomar las decisiones correctas en momentos de emergencia; esto se logra con el entrenamiento continuo y perseverante, que provoca una mejora en la condición física y aumento de la seguridad y la auto-estima.

2. Se aprende a ser coherentes entre las decisiones y las acciones, lo cual permitirá comprometerse física y emocionalmente cuando se trate de resguardar su vida o la de sus seres queridos.

3. Precisión, la práctica con los compañeros y con otros objetos en movimiento le permitirá al estudiante desarrollar la precisión requerida al momento de bloquear ataques y contra atacar en puntos vitales, logrando ser más eficaces con el menor esfuerzo. El alumno aprende de forma gradual el poder aplicar el mismo tipo de técnicas contra diferentes tamaños, longitudes de extremidades, energías e intensidades.

4. Por último el estudiante comienza a sentirse cómodo con cualquiera que entre en su zona de confort personal. Al desarrollar esta comodidad, el artista marcial puede responder sin pánico, ni miedo, pero con una mente tranquila, concentrada y fuerte; teniendo la certeza de cuales serían las consecuencias de sus acciones defensivas.

Desde el punto de vista de la defensa personal, ponemos el énfasis en que solo se podrá repeler una agresión, cuando este comprometida la integridad física de una persona y no tengamos ninguna otra salida. 

Escrito por : Sifu John La Touche

1000 Caracteres restantes


video kung fu clases virtuales